Empresa y Universidad (Pág. Opinión, El Comercio 7/7/94) ¿Algo ha cambiando?

Los cambios realizados en estos años han afectado todos los aspectos de la vida del país, sobre todo en lo que se relaciona a la supervivencia de las empresas industriales y de las universidades. Para comprender los efectos de esos cambios, es instructivo tomar dos hitos en la historia de la relación de la industria con la investigación.

En abril de 1990, la Sociedad Peruana de Ciencia y Tecnología (SOPECYT) y la Sociedad Peruana de Física (SOPERFI) llevaron a cabo el foro “Ciencia y Tecnología para el Desarrollo”, donde empresarios e investigadores entablaron un abierto diálogo, tratando de establecer relaciones de cooperación en beneficio del país.  Cuatro años más tarde, sobre el mismo tema, con el auspicio del CONCYTEC, se llevó a cabo el seminario “Rentabilidad de la Tecnología”. ¿Qué cambios se han operado entre estos dos eventos?

En el foro de 1991 se observó que la empresa peruana no estaba muy interesada en realizar desarrollo propio, por lo que la investigación aparecía como superflua. El ingeniero Guillermo Cox, ex Vice Presidente de la Sociedad Nacional de Industria, afirmaba que los empresarios no podían estar pensando en investigar para obtener resultados en 5 años, cuando estaban luchando por no morir mañana, debido al estado de la industria nacional.  Sin embargo, desde mucho tiempo atrás, existía una actividad que privilegiaba la relación entre la empresa y la universidad: el sector minero.

En Ingeniería Minera, la Universidad Nacional de Ingeniería recibía apoyo sustancial para laboratorios y talleres. Los egresados de la Universidad tenían trabajo asegurado, por la sencilla razón que se había priorizado esa actividad en el país.  Con excepción de la actividad minera, los otros sectores se han caracterizado por su lentitud.

Para sobrevivir, la empresa se acostumbró al apoyo constante del Estado que usaba sus recursos para mantenerla artificialmente.  Con esa realidad, la empresa no necesitaba de la investigación, y, por lo tanto, a los investigadores no les interesada la industria. Los investigadores realizaban trabajos en temas para los que obtenía recursos adecuados, los que generalmente venían del extranjero. Algunos, más pragmáticos, simplemente se iban a investigar a otros países.  Hoy tenemos excelentes científicos e ingenieros trabajando para grandes y prestigiosas empresas multinacionales establecidas en los países industrializados.

Cuatro años más tarde, en la práctica, aún no se logra romper el muro entre la Universidad y la empresa. Siguen realizándose seminarios o foros y siguen habiendo planes para establecer comunicaciones más fluidas. Pero, la expresión concreta de cambio no llega. Es más, el 95 % de los participantes al Seminario “Rentabilidad Tecnológica”, realizado en el local de la Sociedad Nacional de Industria -dedicado precisamente a la demanda tecnológica de la empresa- eran universitarios. Eso dice mucho del interés que siguen teniendo los empresarios en lo que le puede ofrecer la Universidad.

En el panorama descrito, se ve de pronto caer la lluvia de productos extranjeros, obtenidos de acuerdo a las reglas de la competitividad. Cabe preguntarse qué futuro le espera a la Universidad y cuál será el destino de la industria nacional. Es fácil comprender que, si se sigue las leyes del mercado libre y del mínimo esfuerzo, los mejores ingenieros e investigadores se irán al extranjero. La empresa nacional se convertirá cada vez más en importadora y se sacará el jugo a las materias primas, permitiendo la supervivencia de algunos y condenando a la miseria a la mayoría de los peruanos. Nada nuevo.

Existe otro camino, nada fácil pero el único que parece tener posibilidades de cambiar el panorama. La unión de empresarios, profesionales e investigadores creativos, audaces, decididos a vivir una aventura tecnológico comercial, a quedarse en el país y ofrecer a sus hijos un ambiente digno de seres humanos.  Ello requiere que ambos empiecen a tener confianza mutua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s