Por el día de la Tierra, imagen de un agricultor de mi tierra, donde el distanciamiento va de sí.

Los agricultores de los Andes son los que se enfrentan a tempestades, rayos, truenos, frío, para enviarnos algo de papa, trigo, olluco, oca, mashuas, quinua, entre otras delicias.
Hoy, mi primo Manuel, que se encuentra en una de las laderas de mi niñez, en Salpo, me dice que esta noche tendrá como cena papas con cecina (charqui).
Como ves, guardo el distanciamiento necesario, me dice.
La policía controla la carretera Trujillo-Salpo, para que no venga gente con el coronavirus, me cuenta.
Suerte, Manuel. En Lima, el charqui es un lujo lejano. ¡Cuánto extraño a mi pueblo!
Las casas que se ven en la foto están a unos 5 km de Salpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s