Nos iremos a dormir cuando pase una estrella fugaz, me decía taita José

Hace un par de días se hizo noticia con un vídeo que mostraba una estrella fugaz por Paracas. Me trajo al recuerdo al abuelo José, quien en Salpo creo en mi la curiosidad por la naturaleza.
Luego de la frugal cena, nos sentábamos en la banca del balcón con vista hacia los flancos de río Moche y a las alturas de Usquil.

La casa del abuelo era un verdadero observatorio.
Como anoche, me decía con su voz de amigo, abuelo y maestro, nos iremos a dormir después de ver una estrella fugaz. Y nunca faltaba una que nos alegrara la noche y nos diera permiso al sueño.

¿Cómo la gente no ve estas estrellas?
Es que la gente está acostumbrada a ver el suelo.
Me gustaría que tú aprendas a observar el cielo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s