Recuerdos de una esperanza que sigue viva

Pica aquí y únete inscríbete en el Partido de la Ciencia

La gestión militar me cerró las puertas del IPEN. En 1988 el físico nuclear Dr. Víctor Latorre fue designado presidente del IPEN. Pude volver.

Antes del regreso a la Patria, desde USA, 1988. Un colega me dijo “Estás loco, Perú no tiene solución en 50 años, después no se sabe”. Mi jefe, Morton Kaplan, añadió: “si regresas en un mes, lo pasamos como vacaciones”. No lo hice: mi país, a pesar de todo, es lo mejor que hay en el mundo.

Por lo que se vive en estos tiempos, el colega parecería que tenía razón. Las prioridades que el Estado ha asignado a los sectores se refleja en las remuneraciones, pensiones, atención de salud, entre otras prerogativas que gozan sus empleados. Uno de ellos, que se queja por que sus 27 mil soles no le alcanzan, no es precisamente de un sector que genera conocimiento.

El sector Educación, crucial para salir de los males, está abandonado. Los investigadores científicos y tecnológicos se van del país apenas pueden.

Lo cierto es que, sin ciencia, nada será mejor. La dependencia cuasi total de las materias primas, sin empleos de calidad, generará cada vez más delincuencia, más conflictos, menos salud, menos seguridad.

Vicente Zeballos suele decir “no todo está podrido”, especialmente la juventud, especialmente la pensante, habría que añadir.  Esa juventud está llamada a inscribirse en el

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s