Recordar es volver a vivir

Este es lo que aún queda del paraíso que era el Vivero Forestal de Chimbote, a 100 metros de casa. Con mis amigos de los 60 gozamos de su vegetación y sus canales. En esos paisajes pasamos momentos inolvidables. No teníamos que envidiar a ningún país del mundo. La “urbanización” irracional ha destruido casi todo. Debemos salvar lo que queda.

0img00200img00060img00030img00060img00090img00090img00230img00240img00160img00110img00090img00020img00010img00020img00030img00030img00110img00310img00240img00040img0014

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s