Abandono y consiguiente tercerización de servicios estatales

Cuando los gobiernos tercerizan los servicios que son obligaciones del Estado, se abre las posibilidades de la corrupción, la que empieza por un aparententemente deliberado abandono de las instituciones estatales que se dedican a ellos.

Eso parece haber sucedido en el sector Salud.

Lo que preocupa también es el sector Educación. Es difícil comprender por qué se ha congelado los presupuestos de las universidades estatales y las remuneraciones de sus docentes, los que se ven obligados a emigrar a las universidades privadas.

Además, a través de las becas 18, se subvenciona a las universidades privadas.

Fortalecidas con recursos públicos, las universidades privadas ganan los fondos concursables que proporciona el mismo Estado que abandona la universidad estatal.

Los beneficiarios de ese proceso aplauden a los gobiernos que las promueven y felicitan a los ministros o funcionarios que abonan en esa dirección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s