Musculosa deportista con expresiones de ignorancia y racismo en poco neuronal programa de TV

Una famosa deportista, en uno de los programas que diariamente atrofian las neuronas de la juventud peruana, describió la zampoña como: “Lo que tocan los serranitos, es como una flauta”.  Comparar la zampoña con una flauta es mostrar ignorancia sobre la cultura peruana. Añadir que es lo que tocan los serranitos es ignorancia más racismo. Los serranos hoy están en las mejores universidades del Perú y el mundo. Ganan premios de matemáticas. Ganan competencias deportivas. Son científicos, ingenieros. Por supuesto, también hay músicos, y de los buenos.

Lo que dice la musculosa joven, solo confirma que, culturalmente, la televisión peruana está de picada. La mayor parte de los programas son para pasar el tiempo atrofiando el cerebro, o exacerbando el racismo en la juventud, cuya educación ha sido cuasi abandonada por los gobiernos.

insmua096_l

 

13 comments

  1. Considero que discrepar es bueno, porque eso es signo de pluralidad, democracia, tolerancia, etc., todo lo cual permite la convivencia pacìfica entre las personas de una misma comunidad. Por eso me permito discrepar acerca del comentario de una y otro, pues, si bien es cierto que la Zampoña no es una flauta, sI es un instrumento de viento, al igual que la Flauta o la Quena (Kena), y por tanto, serìa para una persona poco conocedora del instrumento, una forma hacer asociaciòn de ideas o de objetos, que son de similar uso o finalidad, la cual es emitir notas o sonidos musicales, para el caso, a travès de un instrumento de viento tubular, en el caso de la Zampoña es multitubular, y en cambio la Flauta es unitubular.
    Por otra parte, no hay que caer en exageraciones, ni en hipersensibilidades territoriales, regionales, etc, pues si bien la deportista, ojo, deportista, y no intelectual, ni cientista social, dijo que la Zampoña la tocan los serranitos, no hay por què caer en una sensibilizaciòn extrema, pues no le falta algo de razòn al decir esto, ya que en efecto, originalmente, los ejecutores o mùsicos que practican el arte de tocar la Zampoña han sido los pobladores de los Andes, màs conocidos como Serranos, pues la vasta zona geogràfica dominada por los Andes se conoce como Sierra, y cariñosamente se les puede denominar serranitos, siguiendo la costumbre de emplear diminutivos tan propia y comùn en el Perù (sopita, pollito, papitas, etc.) En conclusiòn: No vale la pena sentirse afectados por quièn no lo merece, o, por quièn no habrìa tenido la intenciòn de ofender de manera deliberada o premeditada, y mucho menos caer en sexismos, por el hecho de ser una mujer quien ha proferido aquellas declaraciones, tal vez, un tanto desafortunadas, teniendo en cuenta ademàs que por ser deportista, su mayor interès ha sido desarrollar sus mùsculos y no su intelecto o su sapiencia. Muchas gracias por la atenciòn prestada, y bienvenida sea la discrepancia.

    Me gusta

    1. Entonces, confundir un ómnibus con una bicicleta no debería llamar la atención.
      Me llama la atención que se concentre en la palabra serranito, la que no está en discusión. Claro, prefiero que me digan serrano o peruano, no serranito ni peruanito. Pero el tema es que lo asocia con un instrumento musica, una actividadl. Así, decir que el boxeo es un deporte que practican los negritos no debería llamarnos la atención.

      Me gusta

    2. Sí, sufi, concuerdo con Benjamín. Lo verdaderamente vergonzante para los peruanos es la exclusión por aspecto, género, origen y otras más que nuestra sociedad permite haciendo vista gorda y esta generalización de medios de comunicación basura de la cual la tele es solo un descollante botón.
      Tranqui, estimado Modesto, mucho rating para los calabacitos mejor pagados del país… no gastes pólvora, que hay poca, en gallinazos y total, esa asociación en uno de estos chicos, ya es un logro =). Sino miren RAE zampoña: 1. f. Instrumento rústico, a modo de flauta, o compuesto de muchas flautas. “a modo de flauta”, reflautas, ¡la calabacita le achuntó..!

      Me gusta

    3. A propo, ¿alguien puede ilustrarme sobre la diferencia entre nuestro popular sicu con dos filas de 6 y 7 tubos, en mi época cierre obligado de cuánto mitin armáramos en el pabellón central de la UNI y la imagen del artículo? ¿Todos son zampoñas?

      Me gusta

  2. Aunque comparto que en la TV impera la ignorancia en todas sus formas, aunque no el racismo, y ello por temor de los conductores de programas en caer en la impopularidad, me parece que el autor manifiesta un claro prejuicio, ya que no encuentro nada de racismo en hablar de “serranitos”, sino mas bien una forma cariñosa de nombrarlos. En efecto, decir serrano o costeño, e inclusive selvático no es nada peyorativo, sino real, y no connota ninguna agravio, salvo que quien lo diga esté acostumbrado a sentirlo como agravio debido a su propio modo de interpretar o sentir las cosas, lo cual no tiene nada de científico ni tecnológico.

    Me gusta

    1. Me llama la atención que se concentre en la palabra serranito, la que no está en discusión. Claro, prefiero que me digan serrano o peruano, no serranito ni peruanito. Pero el tema es que lo asocia con un instrumento musical, una actividadl. Así, según el comentario, decir que el boxeo es un deporte que practican los negritos no debería llamarnos la atención.

      Me gusta

  3. Habría que ser músico para saber la diferencia entre flauta, quena, zampoña, antara y pututo. Durante una entrevista muchas veces se responde por responder por falta de costumbre o por nerviosismo, no es lo mismo que responder por escrito. Sea como fuere no estaba rindiendo un examen y habría que ser tolerante y suponer que lo dijo por asociación de ideas.

    Me gusta

  4. Particularmente considero que la ignorancia de la gente es muy alta, sobretodo en cuanto a nuestra cultura, sin tener que ver si es deportista o no, yo soy deportista y eso no implica que no ejercite el cerebro. Encuentro que “llama la atencion” la vinculacion de deportista con no saber algo, no se necesita ser erudito para diferenciar los instrumentos. Y con la seguridad que esto si va afectar y llamar atenciones, les digo claramente, que el hecho que ella no lo sepa, no se debe a que sea deportista o mujer; simplemente a que NO es SERRANITA, una SERRANITA como yo, si sabria la diferencia, entonces señores… veamos que el desapego hacia lo nuestro parte de nuestra querida capital, y si, los capitalinos, nos dicen serranos con desden y eso, no es una novedad; sin embargo incluso ahi, se denota la ignorancia, porque tanto igual es ser costeño, serrano o selvatico… al final TODOS SOMOS PERUANOS y como tales, deberiamos conocer nuestra cultura… y se los dice UNA EXTRANJERA AREQUIPEÑA… jajajaja

    Me gusta

  5. Bienvenida sea la discrepancia. Yo soy nieto de Ayacuchano, y por tanto de un serrano. Lamentablemente, nuestra tradiciòn de siglos ha devenido en que para insultar a alguien muchas veces se le dice “serrano, tal por cual, o, serrano de m…..” lo cual quiere decir que efectivamente, hay un prejuicio racial soterrado, y en buena hora que se haya tocado el tema, para airearlo un poco, y asì se haga un poco de catarsis que a nadie le viene mal de vez en cuando. Particularmente, no veo esos programas, salvo cuando paso de un canal a otro,.de uno en uno, y me causa màs bien risa y cierta curiosidad, que no otra cosa, ver a tanta gente, hombres y mujeres jòvenes tratando de ganarle al competidor del equipo contrario, quizàs en ello tenga su lado positivo, es decir propiciar la competencia o la competitividad, en la mayorìa de los casos fìsica, y algunas veces, como en el caso que menciona el doctor Modesto Montoya, una pregunta de conocimiento general bàsico, pues màs que eso no creo que tengan capacidad para responder. Por otro lado, aunque son de piel clara o blanca, muchos de ellos provienen de estratos socio-econòmicos bajos, tanto del Perù como de Argentina, Uruguay, Brasil, etc. y por tanto, tengo la impresiòn que no han podido concluir sus estudios escolares secundarios (quizàs ni primarios). Hasta pronto, se despide un descendiente de un serranito, con cariño, que llegò a ser abogado, padre de un odontòlogo y mèdico, y abuelo de un sociòlogo y odontòlogo. Como se puede ver los serranitos, los costeñitos, los peruanitos podemos ser lo que nosotros querramos. Cholo soy, y no me autocompadezco, parafraseando la famosa canciòn de Luis Abanto Morales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s