Luis Jáuregui: de los arenales de Ventanilla a la UNI, Purdue, Harvard y ahora profesor en la Universidad de California Irvine.

Los talentos en el Perú están dispersos en todo el territorio nacional, independientemente de su situación económica. Solo pocos tienen oportunidades, Luis Jáuregui es uno de ellos: creció en los arenales iniciales de la parte alta de Ventanillas y hoy lleva una exitosa carrera en la Universidad Irvine de Estados Unidos.

https://youtu.be/uU_3gRhye_Y

Modesto Montoya: Eres uno de cuatro hermanos y tu madre es fundadora de Ventanilla en la parte alta que era un arenal completo ¿Qué recuerdas tú de esos tiempos?

Luis Jáuregui:  Esos momentos fueron muy duros. Yo era muy niño cuando mi mamá participó en la fundación del asentamiento humano Ventanilla Alta. Ella incluso trabajaba en el comedor popular para que luego podamos comer con un descuento. Creo que si trabajabas en el comedor no pagabas o tenías un descuento. Era en la época en que Alan García era presidente, cuando todos tomábamos leche ENCI. Mi hermano trabajaba como panadero, repartía pan de un lado a otro.  Fueron mis hermanos mayores y mi mamá los que sacaron adelante a mí y mi hermana menor.

Modesto Montoya:  Te acuerdas del momento de esfuerzo de tu madre. Debes admirarla mucho.

Luis Jáuregui:  Si, ella es mi motor y mi motivo. Además, ella es la que siempre me ha inspirado a tener ese espíritu de lucha.

Modesto Montoya: ¿En qué momento te diste cuenta que la ciencia, las matemáticas, la ingeniería eran lo tuyo?

Luis Jáuregui:  Eso fue desde muy niño, porque siempre me gustó leer mucho, leía muchos libros de mi hermano. Él, que me lleva como 12 años de diferencia, dejaba y yo los leía. Eran libros de química, física, matemáticas, era muy ávido en leer y aprender, aparte me gustaba armar y desarmar las cosas. Llegó un momento, casi en secundaria, en el que las propinas que recibía, cuando las había, las usaba para armar mi propio laboratorio en casa. Había comprado mis reactivos, me gustaba mucho la química, la física. Hacía mis propios experimentos en casa.  Eso me motivaba mucho en querer aprender.

Modesto Montoya: ¿Alguna persona influyó en ello? ¿Te dio algún ejemplo o te nació de manera espontánea?

Luis Jáuregui:  Mi papá estudió en la UNI, no terminó la carrera, estudió arquitectura.  Me llevó una o dos veces a la UNI cuando era niño. No sé si realmente fue eso que influyó. Él me decía que la UNI era el lugar donde iban las mentes brillantes del Perú. Entonces eso era algo que me gustaba, sabía desde niño que la UNI era donde yo quería estar.  Pero no tuve un guía científico, porque ni mi papá, ni mi mamá, ni mis hermanos eran científicos. Más que nada leyendo descubrí qué es lo que quería hacer. Porque sabía que los científicos podían entender la naturaleza y además dominarla. Eso es lo que me fascinaba.

Modesto Montoya: ¿Al terminar el colegio ingresaste inmediatamente a la UNI o tuviste que prepararte?

Luis Jáuregui:  Yo estudie todo primaria y secundaria en colegios públicos. Mi secundaria la hice en un colegio público en Ventanilla. Cuando estaba en el colegio, antes de terminar quinto de secundaria, me metí a una academia porque me dijeron que esa era la forma de ingresar a la UNI.  Me inscribí solo por un par de meses porque no tenía dinero.  Allí me di cuenta de las deficiencias de los colegios públicos, lo que aprendí en la Academia era totalmente diferente a lo que aprendí en el colegio. Me di cuenta que prácticamente había perdido mi tiempo en el colegio al no estar preparado para tomar un examen de admisión.  Durante el quinto de secundaria era muy difícil ir a la Academia, porque de Ventanilla eran como dos horas de viaje ida y vuelta cada día y terminaba muy cansado.  Lo que hice al terminar el colegio fue inscribirme en la Academia César Vallejo y así fue como ingresé a la UNI con el primer puesto en Ingeniería Electrónica y a la primera vez que lo intenté.

Modesto Montoya: Luego terminaste obviamente tu carrera y te encontraste con el Jorge Seminario, gran amigo, gran ingeniero electrónico que ahora hace física en Texas. ¿Cómo fue ese encuentro?

Luis Jáuregui: El Dr. Seminario fue a la UNI cuando yo estaba en el último ciclo. Él fue a dar un curso corto sobre lo que era electrónica molecular y nanotecnología; era un curso de una semana y yo no sabía, pero al final del curso nos tomó un examen y también preguntaba cuáles eran nuestras metas, “goals” y creo que me fue bien; ofreció llevar a tres estudiantes de la UNI a la Universidad de Texas A&M y uno de ellos fui yo. El escogió a los que teníamos mejores notas y escogió a estudiantes de tres diferentes especialidades: Electrónica, Mecatrónica y Física. Fue una gran oportunidad ir a trabajar con él. Primero fui a Texas por 6 meses y luego se extendió mi estadía; al final me quedé por un año y medio. Y fue ahí donde supe que era lo necesario para ingresar a estudiar un doctorado. Además, con el Dr. Seminario pude publicar mi primer artículo científico y en total publiqué 5 artículos durante mi estadía.

Modesto Montoya:  ¿Qué diferencias notaste entre los alumnos de la Universidad de Texas con los de la UNI?

Luis Jáuregui:  En lo que es conocimientos ninguna, algo que sí creo hay mucho en la UNI es el “síndrome del impostor”, todos creemos que hay personas que saben mas que nosotros, lo he notado en los peruanos, no en los norteamericanos. Tenemos mucho el “síndrome del impostor”, creemos que no somos buenos. Y eso es lo que realmente nos diferencia con otros en el extranjero.

Modesto Montoya:  De la Universidad de Texas ¿te fuiste a otro lado?

Luis Jáuregui:  Cuando estaba trabajando con el doctor Seminario pude publicar 5 artículos, trabajé muy duro allí. Eso es lo que aprendí que tenía que hacer, tenía que publicar para postular al doctorado, tenía que hacer investigación. Postulé al doctorado y fui aceptado en la Universidad de Purdue y en la Universidad de Texas A&M.  Lamentablemente, las notas de la UNI no me ayudaban mucho por más que tenía 14.5 que en la UNI es muy buena nota, pero cuando lo convertían a las notas de Estados Unidos era como una C o una B.  Me acuerdo que cuando postulé y le dije al profesor con el que quería trabajar, llamó a todos los que me habían escrito una carta de recomendación para preguntarles si realmente yo sabía porque mi nota era una B o una C, lo que significa que no era muy bueno en mis clases.  Por eso las cartas de recomendación son muy importantes.  Y fui a Purdue porque había allí un programa sobre nanotecnología y nanoelectrónica que era lo que me interesaba aprender.  Al final trabajé con un profesor que está en ingeniería electrónica, pero él es físico de Princeton.  Él trabajó con el premio Nobel Daniel Tsui, quien descubrió el “Efecto Hall cuántico fraccionario”. Allí comencé a trabajar en física experimental de lo cual no había hecho nada de eso en mi vida.

Modesto Montoya:  Ahora te encuentras en Irvine.

Luis Jáuregui:  Ahora soy profesor de Física en la Universidad de California, Irvine.

Modesto Montoya: ¿Se sabe que la competencia es dura para lograr un puesto de esa naturaleza?

Luis Jáuregui: Después de hacer mi doctorado en la Universidad de Purdue fui a Harvard, donde trabajé como investigador postdoctoral; trabajé con una persona que es uno de los que descubrió el grafeno que es un material de una capa de carbono.  Esa persona (Philip Kim) no llegó a ganar el premio Nobel, pero estuvo muy cerca de hacerlo por ese descubrimiento. Además, trabajé con otros profesores tales como el inventor del quantum cascade laser, otro que invento el uso de vacancias en el diamante como sensores cuánticos y alguien que trabajó en electrónica molecular experimental. En Harvard trabajé mucho y tengo varias publicaciones con mis colaboradores. Luego para aplicar a la posición de profesor es muy difícil porque hay mucha competencia.  Ahora que soy profesor me doy cuenta qué es lo que realmente se busca. Cuando yo postulé había como 500 personas para una o dos posiciones y todos los que postulan son gente de Harvard, MIT, Berkeley, es una competencia muy dura con gente con muchos y muy buenos “papers”.

Modesto Montoya: ¿Tú estás allí en una situación estable?

Luis Jáuregui: Yo estoy como assistant professor. Estoy comenzando mi carrera de tenure track.  Mi grupo recién ha comenzado el año pasado (2019) y he sido contratado en la Universidad de Irvine.

Modesto Montoya: Tienes que producir mucho para que pases a ser tenure.

Luis Jáuregui:  El tenure track es diferente. Más que nada tienes que sacar publicaciones, pero lo que quieren ver es que eres capaz de formular tus propias ideas, tener tus propias publicaciones y que puedes dirigir estudiantes. Es lo que hago, tengo estudiantes y estamos trabajando. Lo cual no es una tarea fácil, ya que los estudiantes son como árboles que tienes que regarlos, cuidarlos, y direccionarlos para que luego puedan dar frutos

Modesto Montoya: ¿Qué tema estás investigando ahora?

Luis Jáuregui:  Yo trabajo en el Departamento de Física en el área de materia condensada experimental, con materiales cuánticos de dos dimensiones, tales como el grafeno, el que fue descubierto en el 2004. Después de eso ha habido una explosión de descubrimientos de muchos materiales de dos dimensiones, lo que es absolutamente interesante. Mi área específica es estudiar las propiedades eléctricas y ópticas de estos materiales para luego hacer dispositivos electrónicos donde podamos descubrir nuevas partículas, nuevos estados cuánticos de la materia y, además, crear dispositivos que puedan simular otros sistemas. Un material que digamos es una roca se comporta muy diferente, en el comportamiento electrónico u óptico, cuando está en una sola capa. Las propiedades que descubrimos cuando se vuelven en una sola capa son completamente diferentes. Por darle un ejemplo, cuando tenemos dos capas de grafeno y los rotamos un pequeño ángulo le hacemos algo que se llama “twist”, le damos un ángulo de alrededor de un grado centígrado de diferencia, y podemos obtener superconductividad que es algo que el carbono no presenta a ninguna temperatura. Yo trabajo con esos materiales de dos dimensiones y descubriendo las propiedades eléctricas y ópticas. Para eso, en mi laboratorio usamos bajas temperaturas (muy cerca al cero absoluto), vacío, y hacemos mucha fabricación en una sala limpia.

Modesto Montoya:  Es interesante como un ingeniero electrónico está ahora entrando al nivel atómico para estudiar los fenómenos electrónicos. Y eso va a tener mucha implicancia tecnológica.

Luis Jáuregui:  Esa es la idea. Al final, estos materiales nuevos que estamos descubriendo pueden servir para hacer computadoras cuánticas, simuladores cuánticos, nuevos dispositivos optoelectrónicos, ese es el goal de lo que hacemos.

Modesto Montoya: ¿Estás en comunicación con tus colegas de la UNI y con Jorge Seminario?

Luis Jáuregui:  Con Jorge Seminario conversamos sobre colaboraciones para trabajar en conjunto; con la UNI tengo comunicación con el Ing. Carlos Medina, decano de Ingeniería Electrónica. Además, soy revisor de propuestas para el CONCYTEC, San Marcos, la UNI. Siempre trato de estar conectado con Perú. Además, cuando era estudiante de Purdue fundé nanoREPU, que es una rama del programa REPU que se dedica a escoger los mejores estudiantes del Perú y traerlos a hacer investigación por 3 meses o más en un laboratorio en USA. Para que trabajen en áreas relacionadas a la materia condensada e ingeniería. Esa experiencia para los estudiantes es muy buena porque luego pueden aplicar al doctorado e ingresar de una manera más fácil. Invito a estudiantes interesados a postular a una nueva convocatoria y que revisen la página web del programa.

Modesto Montoya: Eso es muy bueno, porque los egresados son bastante importantes para la Universidad.

Luis Jáuregui: Lo que falta es más investigación. Creo que los avances que están haciendo en el Perú me parecen buenos, en cuanto que la SUNEDU poner reglas para que los profesores tengan un título de Master o Doctor para ascender eleva la calidad de los profesores. También el hecho de que se obligue que haya tesis para graduarse ayuda mucho a que los estudiantes tengan que hacer investigación de una forma u otra. Definitivamente aún hay mucho trabajo que hacer. Creo que se debe trabajar más en hacer que los proyectos sean más interdisciplinarios. Además, se deben delimitar los objetivos científicos en el Perú. He escuchado mucho de hacer investigación aplicativa que directamente beneficie a la industria peruana, eso me parece bien, pero no se puede dejar de lado la investigación básica, que no busca conseguir patentes y dinero, pero busca conseguir publicaciones y hacer cosas novedosas con aplicaciones a largo plazo. La investigación básica es la que al final del día puede ser innovadora y separarnos del resto. Siento que cuando se habla de ciencia en el Perú se mezclan mucho las cosas porque se piensa que ser científico es alguien que tiene muchas patentes. Cuando ese es un tipo de científico mas aplicado. El científico de ciencias básicas busca publicar y generar conocimiento. Pero yo creo que los dos deben trabajar de la mano.

Modesto Montoya:  Piensas regresar al Perú.

Luis Jáuregui:  No por el momento, pero quizás si en algún momento hay oportunidad de poder colaborar en el sentido de tratar de cambiar las cosas y tomar decisiones, sí, pero no por el momento.

Modesto Montoya:  Veo que tienes una familia simpática. Allá estás con tu esposa e hijos, dos científicos formidable familia ¿Cómo se puede vivir entre dos científicos?

Luis Jáuregui:  Los dos tenemos que dividirnos el tiempo, al menos en época de pandemia. Yo trabajo en las tardes, mi esposa en las mañanas, pero nos dividimos el tiempo para poder trabajar y pasar tiempo con nuestros hijos. Mi hija mayor tiene 7 años, la llevamos a muchas ferias de ciencia, hacemos experimentos con ella, le explicamos sobre la ciencia, programación, siempre estamos con ella enseñándole qué es lo que hacemos también.

Modesto Montoya:  Muy bien, me gustaría que dirijas un consejo a los jóvenes de secundaria, cómo tendrían que hacer para ingresar a la UNI y que la UNI sea una puerta al mundo; y cómo tendrían que comportarse como estudiantes de la UNI y conquistar el mundo como tú lo estás haciendo.

Luis Jáuregui:  Mi mayor consejo es siempre tener metas y planear qué es lo que se debe hacer para conseguir esas metas. Y estar con los ojos abiertos a las oportunidades y buscar esas oportunidades de una manera muy proactiva. Una vez que se consigue una oportunidad, tomarla y no tener miedo a intentar, que eso es algo que tiene que ver mucho con el “síndrome del impostor”. Por mas que uno no tenga recursos económicos o no tenga la “ayuda” que a veces se busca, hay oportunidades, y muchas. Solo hay que buscarlas y tomar la decisión de hacerlo. Yo vengo de Ventanilla Alta que es un lugar donde no hay muchas oportunidades económicas, pero cuando tuve la oportunidad de ir a la UNI y luego de venir a USA, no dude ni un segundo y tomé esas oportunidades y desde de allí solo ha sido progresar.

Para ingresar a la UNI no es necesario ser genio. Todos los que van a la UNI han dedicado mucho tiempo a estudiar, se han esforzado y han sacrificado muchas otras cosas para estudiar y pasar el examen de admisión. No hay forma de ingresar a la UNI a menos que se ponga mucho esfuerzo y se practique mucho.

Luego ingresar a un Doctorado en USA es similar. Se requiere buenas notas en el bachiller y además se requiere tener experiencias en investigación. Así que ese es mi otro consejo. Si quieres hacer un doctorado, investiga y si puedes publicar e ir a conferencias, aún mejor. Eso te ayudara a ser admitido a un doctorado. En USA no hay becas, como se piensa en Perú. Acá uno viene a trabajar ya sea como asistente de investigación o como asistente en las clases. En ambas modalidades, recibes un salario y además te pagan los gastos como el tuition y los fees. Es decir, acá te pagan por estudiar tu doctorado. Las becas propiamente dichas, que como seria en Perú que te pagan por no necesariamente hacer algo, son solo para ciudadanos americanos. Y el doctorado no es para tomar clases más avanzadas solamente, el doctorado es una etapa donde lo que se espera del estudiante es que el estudiante genere conocimiento y eso solo se consigue con mucho esfuerzo, dedicación, discusiones con el advisor y otros estudiantes.

Modesto Montoya:  Sigamos en contacto para ver la forma como apoyar a la UNI desde el exterior.

Luis Jáuregui:  Muy bien.

Un comentario

  1. Excelente aporte Dr. Modesto Montoya.Muchas gracias por su contribución a mostrar a la juventud peruana las enormes posibilidades de involucrarse en la ciencia a pesar de tener alguna dificultad económica. Un gran abrazo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s